Método Socratico.

Primer momento del método socratico: la refutación.
Socrates ejercita su filosofía con aquellos a quienes somete a examen: su filosofar es co-filosofar.
Socrates filosofa conversando con los demás, mediante el dialogo.
Utilizaba la Ironía, fingía ignorancia, no saber nada respecto a lo que preguntaba.
En griego “ironía” significaba “disimulo”, o la acción de interrogar fingiendo ignorancia. En Socrates: disimula hábilmente la propia superioridad, manifiesta Socrates su falta de conocimiento acerca de tal o cual tema, y finge estar convencido del saber del otro, con objeto de que le comunique ese supuesto saber: para terminar, según se vera obligandolo intelectualmente a que reconozca su propia ignorancia.

El método propiamente dicho tiene dos momento: el primero, que es un momento negativo se llama refutación, y el segundo, positivo, que es la mayeutica.

La refutación consiste en mostrar al interrogado, mediante una serie de hábiles preguntas, que las opiniones que cree verdaderas son falsas, contradictorias, incapaces de resistir el examen de la razón.

La refutación como catarsis:
Menon: “Socrates, había oído decir, antes de encontrarte, que tu no haces otra cosa sino plantearte dudas y dificultades y hacer que los demás se las planteen”
Estas palabras reflejan bien lo que hemos llamado el carácter problematicista del filosofar socratico, cuyo objeto era sembrar dudas, hacer que los demás pensasen en lugar de estar convencidos y contentos de saber lo que en realidad no sabían.
Que fin buscaba con la refutación?
Es actividad perfectamente seria, se trata de una actividad primordialmente moral. La meta que la refutación persigue es la purificación que libra el alma de las ideas erróneas.
Para Socrates la ignorancia equivale al vicio, a la maldad. Por tanto quitarle a alguien las ideas erróneas equivale a una especie de purificación moral.
Su método de orienta, hacia la eliminación de los supuestos.

Segundo momento del método socratico: la mayeutica
El método positivo, lo llama mayeutica, arte de partear, de ayudar a dar a luz. Ayudar al alma de los interrogados a dar a luz los conocimientos de que están agraviadas.
Su labor consiste en ayudar o guiar al discípulo, y no en transmitirle información. El procedimiento que usar es sencillamente el dialogo.
Lo que se busca no es “informar”, sino “formar” para emplear expresiones mas actuales.
La mayeutica trata de que el propio interrogado, guiado por Socrates, encuentre la respuesta.
El interrogado emprende efectivamente la tarea de conocer, de usar la razón: y esto es primordial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s